Sólo tengo 17 años


Bueno esta poesía la declamé en el concurso de poesía que hubo en la escuela el año pasado (quedé empatada en 1º lugar con una compañera mía, pero solo una de las dos fue al concurso de zona y no fui yo por lo tanto quedé también en 2º), la escogí porque nos hace reflexionar, además de que habla sobre algo muy cierto... La imprudencia de los jóvenes a la hora de conducir... En fin la pongo en mi blog para compartirla con ustedes, ya que es poco conocida y puede que no la hayan leído...


Solo tengo 17 años

Anonimo


El día que morí, fue un día escolar ordinario; cómo hubiera deseado haber tomado el camión esa mañana, pero me sentía muy suficiente para irme en automóvil. Recuerdo muy bien como conseguí el auto de mamá:


"Un favor muy especial, argüí, todos los muchachos manejan"

Cuando sonó la campana a las 14:30, guardé mis libros en el pupitre y estaría libre todo el día; corrí emocionado al estacionamiento al pensar que iba a manejar un auto, estaba feliz, y estaba feliz porque sería mi propio jefe, libre al fin. . . No importa como sucedió el accidente, estaba distraído y manejaba demasiado rápido arriesgándome como un loco, pero divirtiéndome y saboreando mi libertad.


Lo último que recuerdo es haber rebasado a una anciana que conducía muy despacio; escuché un ensordecedor estallido y sentí un sacudimiento espantoso . . . Vidrios y acero volaron por doquier, parecía que mi cuerpo entero se volteaba al revés, escuché gritar desaforadamente. De repente todo estaba muy quieto, un agente de policía estaba cerca de mí, luego divisé un doctor, mi cuerpo estaba hecho pedazos y saturado de sangre, trozos de vidrio me salían por todas partes . . . Que raro que no sintiera nada.


¡Oiga, no me tape la cabeza con esa sábana, no puedo estar muerto, sólo tengo 17 años!, además tengo una cita esta noche; se supone que yo debo crecer y tener una vida maravillosa, no he comenzado a vivir todavía, no puedo estar muerto. Después fui colocado en una gaveta, mi familia tuvo que identificarme. ¿Por qué tuvieron que verme así?, ¿por qué ver a mamá que se enfrentaba a la prueba más terrible de su vida? . . . Papá pareció de repente un anciano, y le dijo al encargado: "Sí . . . sí señor, éste es mi hijo."


El funeral fue una experiencia macabra, vi a todos mis familiares y amigos rodeando el ataúd, desfilaban uno a uno y me contemplaron con los ojos más tristes que jamás había visto . . . algunos de mis amigos estaban llorando , algunas muchachas, mis amigas, tocaron mi mano y sollozaban al retirarse. Por favor, alguien, despiérteme, sáqueme de aquí, no soporto ver a papá y mamá tan inconsolables; mis abuelitos están tan conmocionados que apenas pueden caminar, mis hermanos están como robots. Todos están tan ofuscados, nadie puede creer esto y yo tampoco lo creo.


¡Por favor no me entierren! ¡No estoy muerto! Tengo mucho por vivir, quiero reír y correr otra vez, quiero cantar y bailar. Por favor, no me entierren.


Dios mío, te prometo que si me das otra oportunidad, seré el conductor más cuidadoso del mundo, todo lo que te pido es una oportunidad más . . . Por favor Dios, por favor Dios mío, déjame vivir . . . ¡Sólo tengo 17 años!

2 comentarios:

Isis* dijo...

uuu SII vaneessa la dijiste super chida tu poesia..bueno ahora no tengo mucho inspiración y no se xq jeje bueno tc no se te olvide que te quiero mucho

AURE dijo...

HOLA ME GUSTO TU POESIA YO TAMBIEN `PARTICIPE EN LA DE LA ZONA Y GANE EL TERCER LUGAR COMO ME ABRI GUSTADO Q PAERTICIPARAS TU TAMBIEN SOY DE CHICHICAPAM DE LA ESCUELA SECUNDARIA TECNICA NUMERO 26 ADIOS SOY AURELIO